De la convicción de que formación y empleo son el principal vehículo para la verdadera inclusión de personas con discapacidad visual nace en 2001, ÁGORA. El proyecto, hoy estructurado como una división de Fundación Luz, surge del convenio de cooperación suscrito con la organización FOAL (Fundación ONCE para la solidaridad con personas ciegas de América Latina) y se encuentra plenamente vigente gracias al apoyo económico de dicha entidad europea.

En nuestro país, anualmente se capacita a 120 personas ciegas y disminuidas visuales. Al menos un 50% de ellas ingresa a empresas que por años han ido aumentando la cantidad de cupos especiales, pues se genera un clima de solidaridad y compañerismo que beneficia a todos.

Los egresados del Proyecto ÁGORA, trabajan en la banca, el retail, en empresas de servicios, de la salud y de la estética, en estudios de abogados y otras entidades, tanto del sector privado como el público.